Sobre Bariloche

Como llegar a Bariloche

Historia 

Patrimonio

Productos regionales

Mapas de pistas

Gastronomía

Excursiones

 

Servicios
Tiempo y estado de pistas
Reservas y alquileres
 
Nosotros
Quienes Somos
Contacto
 
Recomendamos

 



Km. 14
Ruta al LLao LLao,
Pje. Laguna Fantasma

Bariloche
Reservas: (02944) 463063


Patrimonio Cultural de Bariloche

La ciudad de San Carlos de Bariloche manifiesta su preocupación creciente por la preservación de su Patrimonio Arquitectónico a partir de los trabajos de las sucesivas Comisiones de Preservación desde el año 1979 y su inclusión en la Carta Orgánica Municipal del año 1986. Nuestra ciudad y su zona de influencia muestra, como gran parte de América Latina, una sucesión de rupturas culturales cuyo producto se refleja en esta identidad compleja actual que finalmente nos representa. Esta secuencia de superposiciones las podemos visualizar y distinguir en etapas de crecimiento bien distinguidas:
1-Etapa Nativa
La Campaña al Desierto del año 1879, marcó la ocupación del territorio indígena, arrasando con una cultura ancestral de cosmovisión íntimamente ligada a la convivencia con la naturaleza. Los rastros históricos de estos pueblos nativos los podemos encontrar en la zona con fechas de más de 8.000 años de antigüedad, siendo uno de los tesoros más preciado por ellos el conocimiento de los pasos cordilleranos,tras generaciones de vida nómade y de intercambio con la región chilena. La “liberación” de las tierras permitió el asentamiento de colonos predominantemente ganaderos, tal el caso de las estancias de los norteamericanos Jones y Newbery dedicados al tránsito de animales hacia Chile.

2-Origen de la Ciudad
El desborde de la colonización del escaso territorio del sur chileno a mediados del siglo pasado y el antecedente del tránsito de ganado, produjo el ingreso y asentamiento de colonos de ese país como Carlos Wiederhold, considerado el primer poblador “oficial” de San Carlos de Bariloche. Esta corriente produjo la introducción de la tecnología utilizada en el poblamiento de esa región, que a partir de la utilización de secciones muy livianas de madera y clavos (Baloon frame) permitió, al igual que el oeste americano, la urbanización del territorio. La huella histórica invalorable por el estado original de conservación la tenemos en un barrio a pocos kms de la ciudad en Colonia Suiza, declarada como es lógico, patrimonio histórico arquitectónico en su conjunto
.

3-AcciOn de Parques Nacionales
Esa villa agro-pastoril inicial fue, a partir del año 1934, a través de la administración del Dr. Exequiel Bustillo, intervenida con la finalidad de convertir a la región por sus formidables atractivos naturales, en un destino turístico internacional. Basado en antecedentes como el Parque Yellowstone en EEUU, se propuso un desarrollo a escala regional sin igual en Argentina. Verificamos hechos urbano-arquitectónicos y de infraestructura que nos pusieron en el mapa turístico del mundo, baste señalar el hotel Llao-Llao, el Centro Cívico o la Catedral de Bariloche. Como parte de una estrategia poblacional geopolítica, se definieron también en esa época las “Villas satélites” como Catedral, Angostura, Llao-Llao o Traful donde podremos encontrar también ahí todo el encanto de hermosas construcciones regionales en contacto con bucólicos parajes.



4-El Proceso Reciente
La imagen que mostramos hoy refleja esta identidad compleja que finalmente nos representa producto de la discontinuidad de las políticas urbanas. Ese proyecto turístico que iniciaron los pioneros y desarrolló Parques Nacionales está hoy en una profunda crisis, sobre todo luego de desgraciadas intervenciones del propio Estado. Sin embargo, entendiendo que el posicionamiento como ciudad y destino turístico depende de nosotros mismos, un mayoritario sector de nuestra comunidad está convencido de la necesida del rescate de nuestros antecedentes arquitectónicos (prueba de ello son las continuas propuestas de reciclajes) e impulsar la utilización de un lenguaje regional que continúe la confección de nuestra escenografía, parte de un modo de vida particular. ©



EDUARDO DUNOVITS

Arquitecto - guía profesional de turismo